5 Reglas que un Interiorista Comercial nunca debe olvidar.

"No hay proyectos fáciles sino proyectos bien gestionados"

Los comercios necesitan potenciar su venta, destacarse de la competencia y facilitar la compra al cliente mediante la correcta exposición de sus productos.

El diseño es una clara herramienta estratégica de los negocios que es necesario potenciar para alcanzar la competitividad en un mercado cada vez más saturado.

La mejora en el diseño del punto de venta ayudará y hará más atractiva la elección del producto. Los consumidores somos cada vez más exigentes, no sólo en cuanto a las características de los productos que adquirimos sino también hacia el aspecto del espacio de venta. El diseño va a ser una herramienta más para ayudar a vender sus productos aportándole mayor atractivo y valor diferencial.

Además de los conocimientos técnicos de la profesión de diseñador de interiores es necesario tener en cuenta unas reglas en los proyectos comerciales para conseguir el éxito.

REGLA PRIMERA: "El proyecto es lo más importante para el diseñador. Para los demás no lo es siempre"

En el proyecto intervienen numerosos agentes (directivos de la marca, constructor, oficios, proveedores directos de la marca,..) Sus objetivos no tienen por qué ser siempre el respeto al proyecto de interiorismo. Identifica al amigo y alíate con él y al enemigo del proyecto y defiéndete de él. Permanece seguro de que el proyecto es la mejor solución y defiéndelo por encima de todo.

REGLA SEGUNDA: "Cuando surja un contratiempo. Para, piensa y toma la decisión acertada" Las prisas no son buenas consejeras. Por eso es difícil tomar siempre la decisión más acertada. Cuando surja un contratiempo en la obra o en el montaje toma siempre las decisiones muy meditadas y pensando en el éxito del proyecto. No dejes que te influyan factores externos y ten presente sobre todo el proyecto.

REGLA TERCERA: "El gran objetivo: el día de la apertura".

El éxito del proyecto va asociado al cumplimiento del gran objetivo: abrir la tienda y comenzar a vender. Si se vende los problemas se minimizan y a veces hasta se olvidan.

Los días previos a la apertura son muy duros. La transición necesaria entre obra y la tienda y sus agentes generan tensiones que es necesario prever y controlar.

REGLA CUARTA: "Las tiendas no son algo estático. Tienen que ser flexibles y evolucionar".

No se trata de una pelea entre venta on-line versus venta off-line.

Los canales de venta han evolucionado hasta llegar al Omni channel. Ahora el usuario accede a la información del producto a la venta en la tienda física, en la tienda on-line, en folletos y revistas y lo puede comprar on-line o en tienda física.

El proceso de la venta se ha complicado porque ahora donde se captura el valor (venta del producto) es diferente a dónde se genera.

La tienda física tiene que ser un lugar de experiencias donde interactuar con la marca.

Utiliza la tecnología digital aplicada. Los muebles inteligentes son una tendencia que pronto estará presente. La electrónica será una parte importante de su diseño y un método para renovarse y ofrecer nuevas posibilidades a los consumidores. Las tiendas y sus elementos tienen que tener la capacidad de recoger información, interpretarla y aportar datos capaces de modificar conductas.

REGLA QUINTA: "Lo más importante: rentabilidad del negocio diseñado".

El éxito del proyecto tiene que ir unido al éxito del negocio que se ha diseñado. Si nuestro cliente consigue hacer rentable su negocio tendrá posibilidad de ampliación y repetición y por lo tanto será rentable para nosotros también.

Ánimo no hay proyecto fácil sólo hay que gestionarlo bien y llegará el éxito.

David Díaz Baltasar. Project Manager. Hiperdiseño.

Si quieres aprender mucho más sobre Diseño Comercial no dejes de venir a la Masterclass que impartiremos el 23 de Noviembre a las 16h00 en la Escuela. podrás conocer a David Díaz y a otros profesionales del diseño retail, como Daniel Sastre y Loli Pardo.